Baile Apocalíptico: Los Caligaris en Morelia

Image

Aún después de declararse como una banda “medio degenerada” (por las múltiples combinaciones de estilos musicales en sus canciones), y como cirqueros de corazón, no esperaban encontrar en está ciudad de Morelia, el verdadero circo de la degeneración. Antes de la presentación de Los Caligaris, ese día toda la ciudad se sumergía en un ambiente festivo. El equipo local jugaba contra un rival odiado y los colores de la ciudad se hacían presentes en todos lados: playeras, banderas, gorros, rostros, niños, autos, etc. Todo era emoción, y la locura se iría desbordando gradualmente por todos lados; y es que el fútbol siempre desata pasiones que opacan nuestra razón hasta límites insospechables, y esa noche Morelia se había vuelto un mar de pasiones.
 Después del encuentro y de una alegría fugaz, por el triunfo del equipo, llegamos al lugar del concierto, al acercarnos una masa enardecida rodeaba la puerta, se había vuelto imposible el acceso. Sujetos gritando, golpeando las puertas, otros más saltando arriba de carros, causando un ambiente tenso. Afuera todo era un caos y el portazo no se hizo esperar, mientras que adentro ya tocaban las bandas locales: Uaricha, Macehual, Meketrefes y los Skautomatiks, encargados de preparar el escenario para la banda cordobés. Sin proliferar la rapacidad de querer entrar gratis y después de una ligera y ágil organización, y una baja significativa a los precios de la entrada, pudimos entrar. Adentro todo era un carnaval, ondeando por todos lados banderas rojiamarillas, alzaban sus trapos y de las bocinas salía un: EEA! EEA!
 Subieron Los Caligaris, entre aplausos y cánticos de aliento. El clásico Ole Ole se coreaba  mientras los cordobeses tomaban sus posiciones y de repente iniciaba el baile apocalíptico de la noche. Un ligero redoble de la tarola y sonaban los metales. Todos saltaban, todos coreaban: ¡Y ahora no estás, no estas no estás, no estás!, para seguir con los tres amores cordobeses. Y así continuo el concierto por un buen rato más, sonando los ya éxitos para la banda, y también los más recientes del conjunto argentino. Cumbias dolorosas y tristes como “Añejo W”, ritmos alegres y descriptivos como “Cada vez” entiendo menos que me pasa. Y presentando su  radiante nuevo disco “Bailarín Apocalíptico”, temas como “La Carta”, “Razón”, sin faltar los más cantados por la banda: Quéreme así yo a vos te quiero. (Parapapa Parapa). Todos cantaban y bailaban, mientras la decadencia se iba dando dentro de algunos.
De un instante a otro, y al inicio de una canción, toda esa alegría, todo el carnaval y la felicidad que exalta la música, se volvió sombras y oscuridad. A un lado del escenario, se juntaban, cada vez más y más integrantes de los barrios, hinchas del equipo local. La trifulca había empezado, volaban golpes en ese rincón; botellazos, sillas, mesas y cualquier objeto que fuera útil para herir salía por los aires sin rumbo fijo. Entre los gritos y patadas, las amenazas se escuchaban cuando Los Caligaris pararon su canción. Varios, y entre ellos el vocalista del grupo, trataban de persuadir los ánimos que se había desatado. La violencia y el odio no paraban y se iba intensificando a cada instante. Entre ellos no hubo más que dementes agresores, entre ellos queda un temor. Pero los demás, que soportan el papel de los agredidos, los indefensos que quedan en una batalla sin cuartel, ¿temerosos? A pesar de ser más, de soportar el caos (sociópolíticomundialetcetc…), y que ahora vivimos en nuestros conciertos, de gritar súplicas y bastas, de ver como se desmoronaba nuestra alegría y se transformaba en odios y rencores sin solución. Petrificados siempre ante las  cosas que sentimos incapaces de poder resolver. ¿Es que no sentimos que en estas cosas nos convertimos en ese don nadie? Nos arrebatan algo que todos ansiamos y sentimos en la música: nuestra libertad; o ¿acaso son más los que prefieren la violencia a la alegría, la represión a su libertad?
Image
Publicado originalmente en  Marzo 2012.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s